6/01/2009

El diseño industrial y la demanda del mercado

26/05/2009 10:10:28 GEMA PIÑA SILVA


Con los ensayos que desarrollé durante este semestre y gracias al perfil en el que nos enfocamos en el equipo, puedo decir que para mí, el diseño industrial es una profesión que hoy en día se preocupa más en satisfacer las demandas del mercado; ya que en la actualidad existe una cultura material y consumista por ello el diseño industrial deja de enfocarse a su objetivo primordial; la satisfacción de las necesidades del usuario.



** “hay profesiones más dañinas que el diseño industrial, pero sólo unas pocas. Y posiblemente sólo otra profesión es más falsa: el diseño publicitario. El diseño industrial, al fabricar las llamativas idioteces pregonadas por los publicistas, entra con un cercano segundo puesto"( Martino Liu, En busca de la verdadera demnada, Guadalajara, 2006, cita a Papanek.)
** El diseñador está actualmente visto como "un peligro social” ( BONSIEPE GÛI, Diseño industrial, ARTEFACTO Y PRODUCTO.)

"hay profesiones más dañinas que el diseño industrial, pero sólo unas pocas. Y posiblemente sólo otra profesión es más falsa: el diseño publicitario. El diseño industrial, al fabricar las llamativas idioteces pregonadas por los publicistas, entra con un cercano segundo puesto"( Martino Liu, En busca de la verdadera demnada, Guadalajara, 2006, cita a Papanek.)


Cuando leí por primera vez esta cita pude llegar a concordar con V. Papanek, sin embargo al analizarlo me di cuenta que tal vez el diseñador está actualmente visto como "un peligro social” ( BONSIEPE GÛI, Diseño industrial, ARTEFACTO Y PRODUCTO.) porque en general y en la actualidad se ha dedicado a satisfacer las necesidades de un mercado y no las de un usuario, sin embargo y apoyándome del título del libro: "Desing for the real world" de V. Papanek, tal vez lo único que está haciendo el diseñador industrial en esta época es diseñar para una sociedad real donde quizás sus necesidades han evolucionado, y tal vez las que se consideran "primarias" ya no sean la necesidades que necesita satisfacer el D.I, tal vez las necesidades han evolucionado en el mundo actual -el mundo real- y el D.I. debe también evolucionar para poder dejar a un lado los sobrenombres que dan mala imagen a esta profesión.

En desacuerdo con Papanek podría decir que el Diseño industrial es una víctima de la publicidad y el mercado, pero una víctima suicida ya que al dejar a un lado la evolución en sus metodologías, el buscar nuevas formas para diseñar, etc, se ha convertido en un blanco fácil de apuntar.

Podría concluir que el diseñador industrial debe de ser: REVOLUCION Y EVOLUCION, y yo como futura diseñadora quiero ser parte de la solución y no del
problema.


Entrevista con expertos, observación

1. ¿El Diseño industrial está enfocado principalmente en diseñar para el mercado o usuarios de consumo? (Grupo de discusión)
2. ¿Hasta qué punto es perjudicial que el diseño industrial diseñe en cuanto al "styling" y al mercado? (entrevista con expertos)
3. ¿Qué tanto el D.I. debe satisfacer las necesidades del mercado? (entrevista con expertos)
4. ¿Qué obliga o hace que la mayoría de los diseñadores se enfoquen más a crear productos de estética? (entrevista con experto)
5. ¿Las necesidades creadas deben de ser tomadas en cuenta para diseñar? (entrevista con expertos)
6. Con respecto al concepto actual que se tiene de D.I. ¿Qué tanto el diseño industrial ha sido víctima de la publicidad y el mercado? (grupo de discusión).
7. ¿El diseñador industrial debería entrar de manera directa (publicidad) hacia los usarios para concientizarlos sobre las demandas de productos innesarios? (entrevista con experto)
8. ¿Cómo se identifican la necesidades creadas de la primordiales de un usuario? (entrevista con experto)
9. ¿Crees que hay un estancamiento en la profesión del Diseño industrial? (entrevista con experto y grupo de discusión)
10. ¿Qué harías tu para cambiar el papel actual que tiene el Diseño Industrial?
Mi comentario es con respecto a la materia, ya que en este curso me di cuenta de cómo el diseñador industrial no sólo puede diseñar y hacer objetos, sino que también puede escribir diseño, crear nuevas ideas a partir de la escritura y la lectura, y no hay que sorprenderse por ello, ya que una de las primeras formas de expresarnos es con la palabra, de ahí es cuestión propia saber desarrollar nuestra palabra, enriquecernos de lecturas, de escribir, escribir y leer diseño, hacer teorías, plasmar la historia del D.I. y ojala que esto se dé a gran escala en nosotros y poder formar parte de los teóricos y escritores del diseño, como dice un compañero en su ensayo, ser los nuevos Bonsiepe, Maldonado, etc.

El diseño es un arte.

26/05/2009 19:58:21 Andrea Karina Gámez Zarur

Yo pienso que el diseño industrial, como profesión, es el arte de imaginar, construir e innovar objetos, para resolver un problema en específico, ya sea para alguien en personal o para una mayoría.
Stephen Bayley (1930)

Stephen Bayley, 1930, define al diseño como “lo que ocurre cuando el arte se encuentra con la industria, cuando alguien toma decisiones sobre cómo tiene que aparecer un producto fabricado en serie”.

A mí, en lo personal me gusta la visión que tiene sobre cómo el arte corrompe la industria y surgen nuevos productos, con nuevas formas, sistemas, materiales, etc. todo para beneficio de ellos mismos, de igual forma la responsabilidad que debe de tomar el diseñador para poder sacar un artículo al mercado.

Para sustentar mi supuesto, sería adecuado utilizar: Encuesta, entrevista con expertos, consulta bibliográfica, grupo de discusión y observación, con las siguientes interrogantes:

1.- ¿Cómo puedes definir el diseño industrial? (encuestas, entrevistas con expertos, consulta bibliográfica, grupos de discusión)
2.- ¿Cuál es la esencia del diseño industrial? (entrevistas con expertos, grupo de discusión)
3.- ¿Crees que el diseño industrial ha evolucionado con el tiempo? (entrevistas con expertos, grupo de discusión)
4.- ¿Qué crees que es más importante, el aspecto o la función? ((entrevistas con expertos, grupo de discusión, observación)
5.- ¿Crees que el diseño industrial se estudia o se vive? (entrevistas con expertos, grupo de discusión)
6.- ¿Crees que los diseñadores realmente asumen las responsabilidades que tienen al hacer un producto? (entrevistas con expertos, grupo de discusión)
7.- ¿Crees que los diseñadores hacen consumista a la sociedad? (entrevistas con expertos, grupo de discusión, entrevista)
8.- ¿Cómo podrías definir un objeto como resultado de diseño industrial? (entrevistas con expertos, grupo de discusión, entrevista)
9.- ¿Crees que la sociedad realmente aprecia esta profesión? (entrevistas con expertos, grupo de discusión)
10.- ¿Crees que los diseñadores industriales cumplen lujos o necesidades? (entrevistas con expertos, grupo de discusión)
Yo creo que el diseño industrial, no solamente es una profesión sino una forma de vida, que hace que uno vea las cosas diferentes, que vea los problemas que existen no como crítica sino por la necesidad de componer las cosas, o en algunos casos por buscar cierto tipo de reconocimiento, pero a fin de cuentas solucionando y proponiendo cosas buenas e innovadoras.

4/07/2009

¿Se puede diseñar sin escribir?


Ezequiel Córdoba Zamorano

Abril 3 de 2009

¿Diseño industrial y escritura? ¿¿¡Qué!??. Podríamos creer que el diseño únicamente se expresa en dibujos, maquetas, objetos, etc., ¿pero escrito?, pareciera ser que en una gran parte de los estudiantes de diseño, y lamentablemente, en la sociedad en general, existe una aberración a la lengua escrita, y no es algo que requiera grandes referencias para saberlo. Y es que aún falta mucho por aprender para ser buenos escritores, empezando por la carente cultura de ser los generadores de las ideas, simplemente se nos ha educado para ser receptores de las ideas de otros.
La educación es el arma prístina de una sociedad. Pero indudablemente un arma de doble filo, marca irrefutablemente su futuro, ya sea para su superación o ruina. La escritura tiene el fundamento de perpetuar al plasmar un pensamiento. Un escritor tiene la capacidad de redactar, o sea, encontrar sus argumentos, ordenar ideas, dar forma a una inmensidad de pensamientos para obtener como resultante de un proceso mental un texto que transmite ideas que no se desgastan, que puede ser leído por una o mil personas y el conocimiento quedará para el próximo dispuesto a leer.

La realidad no dista mucho de la ficción. Esta realidad trae a la mente la reminiscencia de la “Oceanía” de G. Orwell, donde es bien sabido por el gobierno que lo que no está en el léxico de la lengua no puede ser pensado. La prohibición sistemática de la lengua y su expresión en “Oceanía” es directamente la mutilación de las ideas y de la conciencia del pasado y futuro. En México la disminución del léxico y mermada capacidad de expresar y plasmar los pensamientos truncan la labor del razonamiento, creando gentes de voces huecas. La poca noción de la importancia de escribir es restarle importancia a la perpetuidad, a la huella, al recuerdo, a la experiencia, y al hacer esto, una sociedad camina en terreno poco firme, ya que al no tener el sustento de las ideas escritas, de la historia, de las versiones de los hechos de sus gentes, del razonamiento, de las distintas formas de pensar, y mucho más, el pueblo pierde identidad, y un pueblo sin identidad es un pueblo sin futuro.

Estas razones se aplican de igual forma al diseño. ¿Por qué el escrito se ha olvidado en la educación de los alumnos de diseño?, pareciera ser que se ha limitado a investigaciones, a formatos, a conocimientos, pero la generación de textos y por lo tanto, la generación de ideas ha sido relegada a otros ya probados. Y es que pareciera ser que hacer teoría no importa para los alumnos ni para los maestros, ¿por qué si se invierten tantas horas en aprender a dibujar y a bocetar?, ¿por qué no hacerlo también en aprender a redactar? Y no es algo que sea distante de nuestra profesión, sino todo lo contrario, el diseñador es un comunicólogo por naturaleza, pero la escritura queda como un último recurso.

Hacer teoría suena tan ajeno. Nos puede llegar a remitir a aquellos pensadores de siglos anteriores, padres de las disciplinas, o a simplemente una vaga idea de gente ociosa que sólo se dedicó a cuestionar cuanto pudo. Y es que no nos puede sonar más cercano porque no tenemos un acercamiento íntimo con la teoría. La teoría no debe ser algo inamovible y lejano, que se debe respetar porque tal personaje o escuela lo dispuso así, sino todo lo contrario, debe mover nuestras pasiones, provocarnos faltarle al respeto, combatirla, agredirla, destrozarla, escudriñarla con el mayor morbo que se pueda tener, cuestionarla, enfrentarla, amarla, acecharla, recorrerla con recelo. Y sólo así, después de sacarla de su nicho de cristal, y hacerla nuestra, la teoría dejará de ser de Papanek, Acha, Bonsiepe, Maldonado, sino que ahora será teoría propia y al plasmarla en un escrito quedan entre sus líneas de forma inherente todas las pasiones que pueda provocar el desacuerdo o la aceptación y así seremos parte de la teoría de algún Pérez, Jiménez, Medina, y más, formando parte de un bello mosaico de la diversidad de las ideas.
http://www.jornada.unam.mx/2004/04/18/mas-puede.html
Deficiente política educativa ¿Se puede leer sin escribir? GREGORIO HERNANDEZ ZAMORA

4/06/2009

UN RETO ESPECIAL

GEMA PIÑA SILVA

Algunos de los temas tratados con anterioridad en nuestros ensayos me permitieron conocer diversos puntos de vista acerca del papel actual que tiene la profesión del diseño industrial, y cuestionarme acerca de cómo debería ser el diseño industrial en esta actual forma de vida, además, la interacción que tiene el diseño industrial en la artesanía, entre otros temas.
Algunas de las preguntas que surgieron a partir de las lecturas y ensayos previos son: ¿Cómo fue que el diseño industrial ha llegado a tomarse como una profesión dañina?, ¿Qué factores influyen para que sea vista de ésta forma?, como estudiantes ¿Qué es lo que podemos hacer para reubicar el papel del diseñador industrial de una forma positiva?


EL diseño industrial comenzó ligado del arte, artesanía y oficios, para hacer productos que cubrieran las necesidades que surgían a los seres humanos, después, apoyándose de la tecnología creó productos en serie, y con ello comenzó a vender y competir en un mercado, aquí es donde a mi parecer comienza a crearse un doble sentido con respecto a la función que debe tener un diseñador industrial y es donde el diseñador industrial aparece como “un peligro social”[1].


Al vivir en una época en donde los gobiernos se preocupan por la venta y la demanda, donde la publicidad es una arma para lograr inducir a una sociedad al consumo, donde la compra insaciable es la moda, el diseñador se ve obligado a crear producto inservibles y llenar el mercado de objetos que son sólo una promesa de uso, inclusive podría considerarse que la actividad del diseñar está detenida y se ha convertido en un producto que “obedece políticas consumistas”[2], esto hace que se derrochen inmoderadamente materiales que proviene de la naturaleza, se contamine en exageración al desechar ‘la botella PET de coca-cola’ que millones de personas compraron por ser un diseño nuevo y la publicidad que la engalana en sus comerciales agradaba fácilmente , sin duda aquí citare a Papanek que dice: “hay profesiones más dañinas que el diseño industrial, pero sólo unas pocas. Y posiblemente sólo otra profesión es más falsa: el diseño publicitario. El diseño industrial, al fabricar las llamativas idioteces pregonadas por los publicistas, entra con un cercano segundo puesto" [3] .


Con lo anterior contestamos nuestra primera pregunta, todo esto nos ha dejado ver ‘el lado obscuro’ del diseño industrial, y a la vez abrimos la respuesta de los factores que influyen para que el diseño industrial sea visto como un peligro social; hay sin números de factores que han hecho cambiar a la profesión del diseño industrial: las políticas consumistas, la demanda de productos nuevos sin que la sociedad esté consiente de sus necesidades reales, la transformación de la necesidades de los usuarios, el marketing y publicidad, la monotonía del diseñador ante la sobreexplotación de recursos naturales, el diseño de ‘styling’, etc., pero no hay que olvidar que “el diseñador es en realidad un producto de la sociedad industrial, regida por leyes del mercado, y que sólo en ese escenario tiene verdadero sentido su labor”[4], pero en realidad como diseñadores ¿Podemos cambiar y evolucionar esta profesión que sólo está cumpliendo lo que actualmente se vive?.


Por supuesto que como diseñadores podemos y debemos cambiarlo, es sin duda un gran reto que tenemos, como estudiantes de diseño desde este momento debemos buscar que se reconsidere el diseño industrial, y en desacuerdo con Papanek en su segundo sitio, yo diría que el diseño industrial simplemente ha sido victima del primero y otras cuestiones, quizás por la rápida evolución de la sociedad de consumo, el desarrollo de técnicas y la poca evolución que ha tenido la profesión, considerando las pocas metodologías nuevas que se tienen, las dinámicas de diseño que se han estancado al recurrir a procesos tecnológicos altamente contaminantes, la evolución de la necesidad de un usuario a la necesidad de un consumidor. Este reto se empezaría a superar tratando de buscar nuevas metodologías de estudio, crear hipótesis sobre nuevas formas de enseñar diseño, reforzar lo que se tiene como bases de diseño: las necesidades de los usuarios, la innovación, lo artístico, todo esto hará evolucionar al diseño industrial donde “los elementos del mercado, la industria, la satisfacción de necesidades, la innovación, la conservación del medio se complemente de una forma en que el diseño por el desarrollo de sus productos mejore la calidad de vida, y gane espacios en compañías y mercados, y a la vez sea reconocido por la sociedad[5].


1 BONSIEPE GÛI, Diseño industrial, ARTEFACTO Y PRODUCTO.
2 Guillermo León, Una ruta para el diseño industrial, Bogotá, 2008.
3 Martino Liu, En busca de la verdadera demnada, Guadalajara, 2006, cita a Papanek.
4 Guillermo León, Una ruta para el diseño industrial, Bogotá, 2008.
5 Fritche Salazar, Gómez García,
et.al, La evolución del diseño industrial, 2009.

ARTESANÍA VS. MARCA.

¿EN VERDAD EL CLIENTE PREFIERE UNA MARCA QUE LE ES FAMILIAR A UNA ARTESANÍA LA CUAL IDENTIFICA SU CULTURA?


FRITCHE SALAZAR SANTIAGO.
GÓMEZ GARCÍA GENOVEVA.
LONGORIA HERNÁNDEZ MARÍA DEL CARMEN.
PIÑA SILVA GEMA.
ZUVIRI OVIEDO GIOVANNI.




Entendemos por artesanías las obras materiales que hace el hombre con sus manos, sin emplear para ello las técnicas y maquinarias modernas, cuyos modelos son tradicionales.
Uno de los temas más tocados, cuando se habla de producción industrial, es cómo ésta reemplazó rápidamente a la artesanía. “La realidad de ayer eran los artesanos y la realidad de hoy es la producción industrial” (1).
Se culpa a la industria y los modelos económicos de sacrificar y olvidar lo sencillo y humano que es la artesanía, haciéndolo parecer una fábrica de horror donde lo importante es vender y la única preocupación que se tiene es cómo inducir al consumismo a la sociedad.
Inclusive llegando a incluir en este juego a la propia artesanía como truco de grandes empresas para ‘rescatar’ la autenticidad y poder, por medio de la ‘marca’, llegar a la identificación con los usuarios y/o clientes. En ocasiones la ‘marca’ es lo que nos hace comprar un producto, por medio de publicidad, y del simple eslogan que enmascara la realidad del producto.
Lo anterior nos hace cuestionarnos: ¿En verdad el cliente prefiere una marca que le es familiar a una artesanía la cual identifica su cultura?
La artesanía juega un rol de victima dentro del papel del consumismo, donde se toma a la industria como la culpable de relegar el mercado de la artesanía, donde se ha hecho una vida hiperreal (simulación de algo que nunca existió realmente (2), está presente actualmente “en las patatas fritas ‘artesanas’ de supermercado, en las camisas ‘étnicas’ de artesanos que querrían vestir la camiseta Nike del Barca”(3).
Debemos señalar que en muchas ocasiones las artesanías no cumplen o satisfacen una necesidad del usuario, sin embargo el producto es consumido por ser y seguir las tradiciones de una cultura de cierto lugar, por sentirlo cercano y próximo a su forma de vida, prefiriendo consumirlo antes de comprar un objeto realizado industrialmente. Por este motivo las industrias buscan identificarse con la artesanía ya que se basan de estas para mejorarlas y es cuando se trata de simularlas, sin embargo algo favorable a ellos es que se busca darles una función práctica que satisfaga las necesidades de los usuario, pero aquí se pierde la esencia de la artesanía y deja de serlo.
La industria explota a la artesanía, pero ayuda a crear ideas funcionales para el mundo actual, “Se da una proyección en el pasado de nuestros deseos para el futuro” (4).
Con esto podemos dar por respuesta a nuestra pregunta: el usuario prefiere funcionalidad, antes que marcas y artesanías, la industria no es la culpable de la pérdida de las tradiciones de un pueblo, sino que, como mercado trata de cumplir las grandes demanadas de una sociedad que tal vez y por mucho la artesanía no podría cubrir.

1,2,3,4: Ensayo Realidad de reality, Pau de Riva, Barcelona, 2008.

El diseño como enfermedad de los objetos

ACEVEDO RODRÍGUEZ ANA AMELIA

Yves Zimmermann en su artículo titulado “El diseño como enfermedad de los objetos”, en Foro Alfa, nos habla de cómo el hombre poco a poco ha ido inventando objetos que satisfagan sus necesidades y gracias a esto muchas veces al apreciar algún objeto, por ejemplo, en un museo, nos podemos percatar de la cultura y las costumbres que tenía el pueblo que creó o diseñó él mismo.
El diseñador industrial, quien es el encargado de proveernos de objetos nuevos que harán más fácil nuestras actividades y nuestras vidas, al mismo tiempo le otorga identidad al objeto, esto se logra al momento de diseñar. Ya que equivale a pensar el objeto, a no dejarse de preguntar ¿Cómo? ¿Para qué? ¿Quién?, etc.…
El autor nos explica a qué se refiere al decir que “el diseño es una enfermedad para los objetos”, esto es porque cada objeto por años ha tenido su propio “pictograma conceptual”, lo cual significa que no es necesario dar tantas instrucciones para hacer un uso correcto del mismo, ya que con sólo verlo y tomarlo sabemos cómo usarlo. Ésta es la esencia que se le ha dado a los objetos desde su creación. Él nos menciona el ejemplo del tenedor, por más diseñadores que han tratado de darle un “toque especial” a este básico objeto, sigue teniendo la tradicional imagen, y de esta manera todos sabemos cómo usarlo y para qué sirve, y al pensar en utilizarlo no tenemos que analizar cómo hacerlo.
Algunas veces los diseñadores en su afán de “innovar” simplemente deforman el objeto y lo hacen de una difícil percepción para los usuarios; únicamente modifican el “pictograma conceptual” del mismo, al quererse destacar como diseñadores, estos mismos saturan los objetos de “diseño” y así convierte la actividad en algo más complejo de realizar, en vez de ayudarnos a lograrlo y facilitarlo.
Por esto todas las diferencias entre los objetos de antes y los actuales se resumen en que los de antes tenían “escrita” su función y su modo de uso en la forma, y los de ahora son sumamente complejos al intentar convertirlos en obras de arte y no en herramientas de ayuda para el hombre.
El autor concluye con una frase “los objetos padecen, están enfermos de diseño. Lo irónico reside en el hecho de que el diseño que, en principio otorga su ser al objeto, lo desprovee precisamente del mismo al violentarlo e inyectarle una sobredosis de diseño”.
En mi opinión es importante que los objetos se estén renovando continuamente, pero esta renovación debe ser siempre “para bien”, es decir, debe favorecer el mismo objeto, logrando hacerlo más fácil de usar, de entender y lo más importante que cumpla con su verdadera función y jamás se pretenda realizar una obra de arte a partir del diseño, que como habíamos aclarado en ensayos anteriores, esto puede llegar a crear una confusión, pero debemos tener en claro que el diseño y el arte aunque muchas veces van de la mano, son cosas totalmente distintas y no se puede convertir el arte en diseño o viceversa. Así cuando queramos innovar algún objeto debemos ser objetivos, logrando de esta manera un producto simple y asertivo al cumplir su función, sin meterle mucho diseño y como diría Yves Zimmermann simplemente enfermando a los objetos de diseño.
Bibliografía:
http://foroalfa.org/es/articulo/134/El_diseno_como_enfermedad_de_los_objetos
Yves Zimmermann El diseño como enfermedad de los objetos

¿Diseño o estética utilitaria?

¿Diseño o estética utilitaria?
Miguel Ángel Brand Foro alfa

Macias Diaz Lizbeth Georgina

¿El diseño es arte?
El arte es una manifestación mediante la cual expresamos lo estético y lo emotivo; es por esto que cuando nos preguntamos si el diseño es arte puedo aseverar que sí. El diseño es arte debido a que en éste se plasman emociones, sensaciones y sentimientos; ya que éstos se ven reflejados en el diseño del objeto.
Antiguamente el arte se encontraba dividido en dos: el arte puro o bellas artes y el arte aplicado también denominado artes menores. El arte aplicado es aquél en el que se traslada un estilo artístico a un objeto de uso cotidiano. El autor Bruno Munari en su libro “El Arte como oficio”, menciona que hoy en día no existe una distinción entre arte puro y aplicado debido a que el arte está volviendo a ser un oficio, una profesión.
Él considera al diseñador como el artista de nuestro tiempo debido a que éste restablece el contacto con el público, porque afronta con humildad y competencia lo que la sociedad exija.
Comparto mi opinión con Bruno Munari debido a que considero en el diseño del objeto un conjunto de sentimientos, creatividad y emociones que quedan plasmados sin necesidad de utilizar técnicas para embellecerlo.
Un objeto es bello por si mismo, por el simple hecho de estar creado para satisfacer una necesidad.
Considero que en cada objeto el diseñador involucra su estado de ánimo y su pasión proyectando así diseños artísticos, diseños que responden a las exigencias humanas, y busca dar a cada cosa un aspecto diferente, un aspecto contemplativo.
Para concluir siento que ...
un diseño adquiere un carácter artístico en el momento en que es creado para lograr un objetivo, provocando un efecto de satisfacción en el usuario debido a que “no es bello lo bello sino lo que gusta”.

Bibliografía
Microsoft ® Encarta ® 2008. © 1993-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
El Arte como oficio, Bruno Munari, paginas 21-31
http://www.wikipedia.org/

11/09/2006

El arte a los artefactos


El arte a través del Diseño Industrial
García Inda Dayana Yanine
Bruno Munari dice que "hay una necesidad de llevar arte a los artefactos, con la finalidad de ser utilitarios y crear cosas nuevas que sirvan a la gente en su vida cotidiana", esto, para mi tiene mucho sentido, en lo personal estoy de acuerdo con esta postura por que aquí se le daría una finalidad al arte y no sería solo algo estético que tiene forma, estructura, color o textura, de hecho si el arte lo entendiera y le gustara a mas gente estaríamos mas en contacto con el como lo dice Erick Kohler: el arte es una manifestación de la existencia humana, si la existencia humana en su totalidad se expresara en forma de arte, nuestros productos industriales aparte de servirnos y ayudarnos nos serían agradables a la vista, nos llamarían más la atención y hasta cambiarían nuestro estado de animo, por que arte no solo es pintura o escultura, arte se puede considerar a muchas cosas como lo menciona Tomas Maldonado ; dice que antes las máquinas eran consideradas como obras de arte de alta precisión y perfección ,esto puede estar mal planteado por que a lo que en realidad se querían referir es que estas máquinas funcionaban tan bien que se consideraban arte (no por que fueran bellas). En cambio si los diseñadores industriales supieran enlazar y unificar a la perfección estos 2 conceptos ya no serían 2 sino que sería un concepto aplicado a un producto de diseño industrial.


Puede ser que con el tiempo, la evolución de las artes ha pretendido su desintegración y sea por esto que el arte sea poco utilitario y que al momento de aplicarlo a los productos de diseño se presente una problemática, esto se puede resolver con algo muy simple si las personas o en este caso los diseñadores industriales se ponen mas en contacto con sus emociones y estas las expresan a través de ideas y conceptos abstractos se podría lograr lo que ya he venido mencionando en la lectura, sería el resultado del acto humano




Relación usuario - objeto

Amelia Solís Barragán



INTRODUCCION

En este ensayo voy a hablar sobre la relación que existe entre los productos u objetos industriales y el usuario, ya que muchas veces no nos ponemos a pensar en esto y es muy importante ya que constantemente el hombre esta en contacto con los objetos, y esto nos ayuda mucho como diseñadores para que al momento de diseñar un objeto tengamos muy en cuenta al usuario al que va dirigido el producto.


DESARROLLO



El diseño industrial es un proceso de adaptación de productos de uso de fabricación industrial a las necesidades físicas y psíquicas de los usuarios y grupos de usuarios.
El hombre como individuo se ocupa principalmente de los problemas de la vida. Casi todo lo que nos rodea tiene sus orígenes en la sociedad. El hombre como individuo, es un ser que actúa, y que a través de la actuación ejerce una activa influencia en su entorno, es decir, lo modifica. Esta actuación del hombre sucede en la mayor parte de manera consciente, pero algunas veces también influenciado por factores inconscientes, impulsivos y emocionales.
El hombre solo es capaz de subsistir cooperando con su misma especie. Existen dos formas distintas de las relaciones humanas:

Las relaciones humanas que se desarrollan a través de la conducta, palabras, mímica, gestos.

Las relaciones objetualizadas que son aquellas relaciones que se dan entre el hombre y el objeto.

El hombre modifica su entorno para poder cubrir sus necesidades. Las necesidades se hacen reconocibles mediante los estados de tensión que gobiernan la conducta del ser viviente. La conducta del ser humano también esta dirigida por necesidades múltiples y variables. Las necesidades son provocadas por una deficiencia que tiene el hombre conducen, a través de la conducta correspondiente a la eliminación de estados no deseados. Cuando el hombre satisface sus necesidades, este experimenta goce, placer, bienestar, relajación, etc.
Muchas de las necesidades del hombre se satisfacen a través del uso de objetos. Esto ocurre a base de las funciones de los productos que en el proceso de utilización se manifiestan como valores útiles. La satisfacción de determinadas necesidades parte del supuesto del desarrollo de determinados objetos, es decir, productos en el que toma parte el diseñador industrial y en el que deberían estar representados los intereses del usuario.
La objetualizacion de ideas para la satisfacción de necesidades conduce a diversos objetos que pueden clasificarse en 4 categorías:


OBJETOS NATURALES: son aquellos que existen en abundancia sin influencia del hombre. Esta clasificación se refiere principalmente a la naturaleza.


OBJETOS QUE COMPORTAN UNA MODIFICACION DE LA NATURALEZA: son aquellos objetos naturales que sufren una pequeña transformación. Tales objetos como objetos naturales, pueden poseer cualidades estéticas y por ello son importantes para nuestro equilibrio psíquico.

OBJETOS ARTISTICOS: son aquellos que constituyen una clase especial de portadores de información. Transmiten una información que se percibe simultáneamente en su totalidad. Mediante la adición de elementos estéticos, al objeto artístico, se facilita al observador un contenido representativo. Este tipo de objetos tiene como misión satisfacer las necesidades estéticas, humanas mediante la optimización de la información estética correspondiente a la percepción sensorial del hombre, al que posibilitan la vivencia estética.

OBJETOS DE USO: son ideas objetualizadas a fin de eliminar tensiones provocadas por necesidades. Los productos de uso son también parte de la estructura económica de una sociedad. Son siempre imagen de las condiciones sociales.

Todos los productos industriales son bienes de consumo que en un momento determinado se convierten en propiedad del usuario.
Se pueden clasificar los productos industriales atendiendo las necesidades que existen entre el usuario y el producto:

PRODUCTOS DE CONSUMO: son aquellos que tras su uso dejan de existir. Un ejemplo de este tipo de productos serian los productos alimenticios, los de limpieza, pasta dental, etc. Actualmente algunos empaques también se pueden considerar como productos de consumo ya que hay envolturas que el usuario usa para guardar algo.

PRODUCTOS DE USO I: son aquellos productos de uso individual, el usuario esta muy apegado a ellos, la mayoría de los usuarios le tienen un valor especial a este tipo de productos. Algunos ejemplos de estos productos serian un cepillo de dientes, un peine, un reloj, etc.

PRODUCTSO DE USO II: son aquellos productos para uso de un determinado grupo de personas, este grupo es muy pequeño y se conocen entre ellos mismos, en esta categoría el usuario no esta tan apegado a los objetos, por lo tanto no les da tanta importancia. Algunos ejemplos serian el refrigerador, la mesa, la televisión, etc.

PRODUCTOS DE USO III: son aquellos productos con los que el usuario apenas tiene una relación, por lo tanto no les da tanta importancia y no los cuida. Algunos ejemplos de estos productos serian los camiones urbanos, los postes de luz, los semáforos, etc. En esta categoría la relación entre el usuario y el objeto es indirecta.

El diseño industrial tiene que ver con la relación entre el usuario y el producto, La señal y el símbolo son muy importantes para el diseño. Las señales son signos directos o inmediatos mientras que los símbolos son signos indirectos o mediatos. Las señales nos muestran la existencia de una cosa. Langer distingue 2 tipos de señales, las naturales y las artificiales. Entre la señal y su objeto existe una relación lógica, una correspondencia inequívoca. Las señales es por tanto algo que actúa en referencia, o un medio que invita a una acción.
Los símbolos tienen un significado completamente diferente. Los símbolos no vienen dados de forma natural, sino que nacen de convenciones, es decir, por medio de acuerdos, tradiciones, etc.
El diseñador debe de conocer las funciones prácticas de un producto, pero debe actuar como experto en el sector de las funciones de señal.
El diseñador tiene el papel de especialista para la formulación del lenguaje del producto correspondiente.
El centro de interés cognoscitivo de la teoría del lenguaje comunicativo del producto son los tres campos estético- formales: las funciones, las funciones indicativas y las funciones simbólicas.

FUNCIONES DEL PRODUCTO

Los objetos de diseño industrial son considerados como portadores de mensajes, y son capaces de proporcionarnos un determinado coeficiente informativo. El mensaje debe de ser sencillo de identificar por el usuario. Muchas veces estos mensajes se captan a través de la estética del producto. La novedad de los productos, es algo fundamental para obtener una información de alto grado, y esto provoca que el consumidor preste mucha atención al producto, y esto trae como consecuencia que el usuario adquiera el producto sin necesitarlo en realidad. Mientras mas nuevo, insólito, e inédito sea el objeto lanzado al mercado mas fácil e intensa será su adquisición, pero al momento que se acabe su cualidad comunicativa el objeto va perdiendo valor tanto estético momo comunicativo.
El objeto de diseño industrial es creado para una función tanto estética como practica que vaya vinculada estrictamente con su uso, es por lo que se consume mas rápidamente que la obra de arte, cuya validez puede persistir aun después de haber perdido su valor informativo.
Los productos de diseño industrial captan la atención del usuario principalmente con su forma (estético), pero también dependiendo de su función.


CONCLUSION


Este trabajo se me hizo muy interesante ya que me ayudo a darme cuneta de que en la actualidad vivimos en un mundo en el cual las personas se llenan mucho de productos u objetos, sin necesitarlos realmente, porque aunque los objetos nos ayudan a cubrir nuestras necesidades, vivimos en una época de mucho consumismo, además de que muchas veces como usuarios vemos a los productos como para marcar un status social dentro de la sociedad en la que vivimos.
Otro de los puntos importantes de este ensayo es que el hombre es un ser capaz de crear sus propios objetos para cubrir todas aquellas necesidades que tiene.
Nosotros como diseñadores debemos de tomar muy en cuenta al usuario al que va dirigido el producto, y debemos de realizar ese producto tratando de cubrir todas aquellas necesidades que se van teniendo.
Muchas veces pensamos que nosotros como usuarios escogemos al objeto pero en realidad el objeto es el que nos escoge a nosotros por medio del mensaje que nos transmite por su función estética.

Forma VS Función

Emma Ortega Jordá Rdz.

Con este pequeño ensayo se trata de reflexionar acerca de la forma y la función en los objetos, así como en otros factores relacionados con este tema que se ha debatido en diseño industrial desde sus inicios.

La forma de los objetos comunica ideas por ellos mismos, llaman la atención de receptor y es un elemento esencial para un buen diseño. Un diseño, es una pieza con cierto atractivo visual, con personalidad y de un gran equilibrio estético. Con el tiempo, el concepto de forma ha ido sufriendo transformaciones y ha sido vista desde enfoques distintos.

A mediados de los años 50 del siglo pasado, la máxima a seguir era: “La forma sigue a la función”. Así, la función del diseñador era el análisis del objeto para quitarle todo lo que fuera superficial e innecesario y conseguir el máximo grado de funcionalidad. Se buscaba la máxima utilidad del producto y que su funcionamiento fuera optimo y claro para el usuario y las cosas útiles no necesitaran de elemento decorativo alguno: la forma se basta a sí misma. Era la corriente del “good design” o del funcionalismo.

A finales de los 70, aparecieron movimientos contraculturales, tanto el política como en arte, que cuestionaron e intentaron cambiar las normas ya establecidas. Una década mas tarde, una nueva generación de diseñadores que se oponían al funcionalismo porque les parecía demasiado neutro y aburrido. Se hicieron objetos diferentes en los que se mezclaban materiales mas diversos con la iconografía “pop” en busca de nuevas formas de expresión.

La nueva tendencia que surgió fue: “la función sigue a la forma”, en la que se le da mas importancia a la función estética del objeto y no sólo se enfocan en su función. Los objetos deben de ser funcionales, pero también debían tener una buena apariencia.

Una visión más completa de ver la forma es la que propone Luis Rodríguez Morales. Está integrada por cuatro vectores: el tecnológico, que se encarga de imponer límites físicos y definir factibilidades productivas; el funcional, que define objetivos principales a ser alcanzados en términos de la relación hombre-objeto; el expresivo, que define la forma y ordena y da sentido a los demás vectores y por último el vector comercial, que junto con el expresivo conduce el proceso de diseño. Estos vectores se interrelacionan y cada diseñador puede otorgares cierta jerarquía.

Cuando una persona compra un objeto, da por sentado que éste funciona de manera adecuada; pero lo que llama su atención, en primera instancia, es su aspecto simbólico. Por ejemplo, si se va a adquirir una licuadora, nadie lleva un poco de comida a la tienda para ver si ésta funciona adecuadamente, sino que supone que debe servir.

Por esta motivo, lo que expresa la forma es muy importante, si promete más capacidad o más durabilidad, etc. Son los aspectos simbólicos los primeros en ser evaluados por el consumidor. Aunque lo simbólico no significa nada mas que la forma este bonita y a la moda, sino que debe cumplir las expectativas del usuario como ergonomía, durabilidad, resistencia, etc.

En la actualidad la forma de los objetos no solamente obedece a criterios funcionales. Un objeto bien diseñado es capaz de comunicar algo más que su función, debe ser capaz de comunicar su intención. Así ante diferentes productos que ofrecen lo mismo, somos capaces de elegir uno y rechazar otro. El mundo del diseño industrial también esta sujeto a las modas y tendencias, y las empresas aprovechan esto para escoger la forma de los productos.
Algunos ejemplos de tendencias actuales son la Neo-retro y la High-tech. La primera son diseños que mezclan la ultimas tecnologías con una apariencia inspirada en diseños americanos de finales de los 40 y los 50, con acabados redondeados y aerodinámicos y además parecen garantizar que es un producto que funciona como los de antes. Por otro lado, en la High-tech el diseño des producto es muy limpio, claro, parecido al minimalismo y da una imagen donde no le sobra ni le falta nada.

Conciliando la importancia de la forma y la función, se puede decir que éstas no tiene porque contraponerse, sino que interactúan una con la otra influyéndose mutuamente y que dependiendo de cual sea nuestro objetivo a la hora de diseñar un objeto, podemos otorgarle mayor jerarquía a una o otra.

También se puede afirmar que alrededor de la forma y la función hay también otros factores que debemos tomar en cuenta a la hora de diseñar, como lo son el tecnológico, el funcional, el expresivo y el comercial. Y que la forma actualmente está muy influenciada por las tendencias y modas.

De esto se desprende que hay que tener presente varios aspectos básicos cuando se diseña un objeto: preguntarse para que ha nacido el objeto, cuál es su finalidad y cual debe ser su función. Porque un producto puede ser muy estético y no servir para nada o puede ser muy funcional, pero no ser nada atractivo para el comprador.

Bibliografía

· Asensio, Paco et al. Product Design. Ed. TeNeues. Barcelona, 2002.
· Munari, Bruno. ¿Cómo nacen los objetos?. Ed. Gustavo Gili. Barcelona 2004.
· Rodríguez Morales, Luis. “Los esquemas para la configuración de la forma en la modernidad” Las rutas del diseño.

La flojera, invención del hombre



Zelideh Meraz Muñoz




Bibliografía: El diseño industrial reconsiderado.
Definición, historia, bibliografía. Maldonado Tomás.
Colección Punto y línea Barcelona 1977, Pág. 49




En el diseño puede haber muchas ramas, muchos materiales, muchos estilos y muchas técnicas, pero antes de desembocar en todo esto, hubo gente que buscó la forma de crear algo nuevo para mejorar el estilo de vida. En el diseño industrial, también se buscó eso desde un principio, mejorar. Tal vez porque está en el instinto del ser humano, hacer su vida más cómoda o porque su nivel de razonamiento lo lleva a nunca estar conforme con lo que tiene. En la actualidad contamos con muchas comodidades y aún así estamos convencidos de que existe la forma de hacer la vida más fácil.
“La flojera es la invención del hombre” esta frase que parece tener poco sentido, es realmente cierta, pues el motivo por el que buscamos inventar y crear objetos es para hacer nuestra existencia más agradable y confortable.
Desde principios de la historia el hombre ha tratado de mejorar su técnica, si se piensa en aquel hombre neandertal que solo existía, uno es capaz de darse cuenta que no solo estaba ahí para comer y reproducirse, sino que tenía una serie de actividades, como cazar buscando la estrategia adecuada para matar a su presa, buscar refugio tratando de que fuera un lugar que diera cobijo y alejado de los animales, reproducirse, comer, dormir. Pero el hombre, ¿con que cazaba a su presa?, ¿con qué pescaba?, ¿con que le quitaba la piel a los animales para cobijo propio?; es ahí cuando surge el diseño industrial, surgió de la necesidad o de la comodidad para hacer su vida más sencilla.

El hombre va evolucionando y ahora satisface de una manera más fácil sus necesidades biológicas, pero no sólo eso, el hombre va creando más necesidades secundarias. Para lograr controlar el fuego, el hombre se basa en la observación, y hasta el momento, el ser humano necesita comprender y observar su entorno para desarrollarse conforme a este y la sociedad le exige.
La sociedad siempre empieza a implantar nuevas formas de vestir, de pensar, de actuar. Esto lleva consigo el desarrollo del diseño y con el tiempo del diseño industrial, hablando de diseño automotriz, el creador se sentía con el deber de hacer un diseño nuevo cada año, aunque no fuera mejor ni brindara un mejor servicio, solo era algo nuevo. Ford estaba en desacuerdo con ello, él pensaba que el auto debía de brindar un servicio y debía de mejorar en su función. En la actualidad todo diseñador debe de pensar que a demás de cumplir un servicio, el objeto debe ser estético y funcional. Sin embargo cuando hay la gran depresión en Estados Unidos las cosas en lugar de mejorar, decaen, pues en lugar de hacer pocos productos de buena calidad, hacían muchos productos de baja calidad y esto no permitía que salieran de esta crisis. Cuando se empieza a pensar más en lo funcional que en lo estético, la demanda vuelve a subir y dejan atrás el styling (modalidad del diseño industrial, objeto atractivo por fuera y mala calidad)[1] Sin embargo, durante los siglos XVII y XVIII la belleza dependía de la utilidad del objeto y de la concordancia que había entre la forma y la función, gran ejemplo fue la locomotora que se decía que era muy fea, sin embargo, viendo la utilidad y la forma de adecuarla a un ambiente natural, se volvió un objeto de belleza. Habiendo un equilibrio entre lo natural y lo artificial.
Pensando en el gusto de los usuarios comienzan las exposiciones de productos, se reunían de varios países y comparaban productos en deficiencia y en el “buen diseño”. En 1920 Le Cobusier afirmaba que el diseño era igual al estilo de la época. Y tenía razón pues el estilo va de la mano con la moda, los gustos, las “necesidades” y la condición de los objetos va a cambiar conforme la época que se esté viviendo.
Van cambiando las maneras de pensar y de diseñar, antes de producir en serie, las personas se aferraban a seguir con lo artesanal, el diseñador tomaba el trabajo artesanal pero no podía industrializar el producto porque la sociedad no estaba preparada para ello. A mediados del siglo XIX William Morris rompé con la tradición y comienza a realizar objetos en serie pero de alta calidad y surge el movimiento de Artes y Oficios, que tomaban la artesanía artística. Pensaban ya en lo ergonómico y en las medidas del cuerpo humano; a demás de que el trabajo cada vez era más fácil, también pensaban en hacerlo cómodo al cuerpo humano. Vienen movimientos como el Art Nouveau cargada de mucho movimiento y gran equilibrio, la corriente abstracta y simbólica estructural, que buscaba una combinación de lo geométrico y lo orgánico.
Conforme el mercado exigía productos, ya no solo se producía en serie, la gente había aceptado la tipificación a comienzos del siglo XX.
[1] El diseño industial reconsiderado. Definición, historia, bibliografía. Maldonado Tomás. Colección Punto y línea Barcelona 1977, pag 49

Proceso de Diseño y uso



Luís Rafael Álvarez Nava




El tema desarrollado es un tema relacionado con el proceso de diseño en el que comparé temas relacionados con dos autores, uno es el tema de “Nuestra cultura de usar y tirar” de Víctor Papanek y el otro tema es el de “El fenómeno de las masas de Juan Acha.
En el tema de la cultura de usar y tirar se plantea que por culpa de la publicidad, y de la propaganda se inculca la cultura de que se deben cambiar las propiedades cada determinado tiempo ya que los objetos se van haciendo anticuados y se dice que no se valora aquello que se diseña, ya que al diseñar objetos que van a ser desechados demuestra una falta de preocupación por el diseño.

En el tema del fenómeno de las masas se explica que las masas constituyen un fenómeno sociocultural que debe ser estudiado y hay que penetrar en los procesos sociales y psicológicos ya que los procesos varían de un lugar a otro y por lo tanto se deben señalar las diferencias dependiendo el tipo de sociedad.

En cuanto al proceso de uso de Acha expone que la industrialización cubre no solo los productos destinados a satisfacer las necesidades materiales del hombre sino también engloba productos de otra utilidad como comunicativa, de transporte, de sanidad, productos de comodidad, de entretenimiento, de información, así como algunos bienes espirituales.
También este tema explica que el fenómeno de las masas en sus causas y mecanismos ya que antes el hombre no consumía bienes culturales fuera de su clase. Tales bienes eran pocos y los usaban exclusivamente las minorías a las que estaban destinados; actualmente es la industria la que lleva sus productos a las mayorías demográficas y les impone un consumo por medio de la publicidad y el comercio. Los medios masivos de persuasión inculcan al hombre necesidades artificiales de consumo.
En este punto de los consumos artificiales coincide con la idea de Papanek de que la publicidad y la propaganda inculcan en el hombre un sentimiento de culpabilidad en el hombre de que tiene que desechar algunos productos ya que las cosas quedan anticuadas, es decir, se inculca un deseo de consumir productos que no son necesarios en realidad pero se hace creer que si lo son, que dan un estatus de importancia o hasta felicidad el adquirirlos.

Acha comenta también que antes, el individuo se guiaba por sus conocimientos empíricos o por sus intereses personales pero que en la actualidad el hombre tiene a su alcance un cúmulo de información, de entretenimiento y de objetos extraños que se siente obligado a consumirlos con el sentido acrítico y estandarizado que le han dado los medios de comunicación, no sabe qué hacer con tales bienes culturales a su alcance y por lo tanto debe consumir estos productos por mero estatus social.

El momento actual es un perfil eminentemente consumista, con todas sus variantes nacionales y culturales, de clase social o de profesión; es decir, en la psicología en cuestión, se alternan y mezclan las condicionantes de nuestro tiempo: el consumismo, la crisis de ideales y la sobreestimación de los valores materiales sobre los valores espirituales.

Otro comentario del tema de “El fenómeno de las masas” dice que los diseñadores estamos obligados a tener un conocimiento de la realidad donde se trabaja y un conocimiento de hacia dónde se están dirigiendo los productos diseñados ya que en la actualidad resulta imposible transformar la realidad sin un conocimiento profundo de ella, así como también las causas y los medios, los fines y las posibilidades de su transformación.
En cuanto a las responsabilidades del diseñador, Papanek menciona que hay un predominio en el mercado que ha estado rezagando la aparición de una estrategia de diseño racional ya que es más fácil vender productos desechables que objetos duraderos y es mejor vender esos productos desechables a precio de duraderos. Por lo que hay que valorar lo que diseñamos ya que cuando diseñamos objetos que van a ser desechados se demuestra una falta de preocupación por el diseño o por la consideración de los factores de seguridad.

La diferencia entre estos temas radica en que Papanek , en cuanto a la cultura de usar y tirar se refiere más a países desarrollados, en cambio Juan Acha su entorno es de países menos desarrollados ya que esta masificación se da en la miseria y en nuestro analfabetismo por lo que la industria adquiere mayor eficacia manipuladora por lo que impera el consumismo.

Historia del Diseño Industrial

Martínez Guerra Antonio



Bibliografía: Historia del Diseño Industrial,
Oscar Salinas


INTRODUCCIÓN


El diseño es una disciplina muy importante que empezó con algo que se podría verse tan sencillo como el tallado de piedras para hacer utensilios que el hombre hacía con sus manos para cazar, cortar, etcétera, en épocas prehispánicas.
El diseño nace del as necesidades pues de estas surge la necesidad de fabricar herramientas que nos sirvan y nos hagan algunas labores más fáciles.
Así el diseño sufre importantes modificaciones, avances importantes que con el paso de los años se convierte en diseño industrial, con productos manufacturados y producción en serie.

APARICION DEL DISEÑO
El desarrollo del hombre ha estado siempre unido a los objetos. O por lo menos, eso nos dicen todos aquellos signos y rostros que los investigadores han encontrado, motivados por el afán de conocer el origen de la humanidad,
Reconstruyamos el pasado y encontraremos al ser humano inmerso en una lucha por dominar su entorno, siempre en desventaja física ante otros seres de la naturaleza, sin mandíbulas y dientes poderosos para triturar y cortar, garras potentes para poder golpear y rasgar o fuerza muscular suficiente para someter a un adversario , el hombre tu ve que desarrollar progresivamente, como parte de su evolución, una capacidad para generar formas útiles madienate dos componentes mentales: la facultad de combinar imágenes (la imaginación), y la facultad del lenguaje y el proceso conceptual resultante del mismo. Estos elementos, combinados entre si, dieron como resultado el surgimiento de los objetos o artefactos fabricados deliberadamente por el hombre como extensiones de si mismo, y que facilitaron la satisfacción de algunas de las necesidades humanas primordiales para subsistir en el entorno.
Tanto así como que nace el diseño industrial en era prehispánicas, no lo creo, pienso que esto solo ayudo o mas bien fue el inicio de una evolución.
Creo que se le puede llamar diseño o quizás inventos a los utensilios o herramientas que fabricaba el hombre: piedras afiladas para cazar, cortar y ayudar a sus necesidades primordiales para subsistir.
Empezaron con cosas simples pero ya pensando en una solución para un problema dado.
Pienso que ya se ve gran evolución y marco como un dato importante cuando ya se diseñaban utensilios para elaborar o ayudar a fabricar otros productos, o para trasformar la materia prima.

DISEÑO Y CAMBIO DE LOS MEDIOS DE PRODUCCION
El desarrollo industrial sin paralelo de países como Inglaterra en los siglos XVIII y XIX tuvo su origen en el siglo XVI, cuando los agrandes propietarios ingleses transformó sus tierras cultivables en vastas extensiones de pastizales para aumentar la competitividad de la industria lanera del país en relación con otros países externos.
Ya adelantando mucho, o más bien resumiendo. Fue largo el avance desde “piedras talladas” hasta la maquina de vapor. Al haberse dado cuenta de la importancia del diseño y de la necesidad inevitable de objetos el hombre se enfocó más en ello.
Podemos ver que se fue avanzando desde una piedra hasta empezar con mecanismos: poleas, palanca, armas con mecanismos como el arco. Me resulta interesante el avance que surge desde una piedra, utensilio que fue tallado para así formarse una herramienta.
Para mi punto de vista los grandes avances o más bien cuando se acelero esta evolución de piedra a mecanismo, se dio cuando se inventaron instrumentos para elaborar otros productos.
La maquina de vapor pienso que es el “boom” de los inventos después de que las cosas, maquinas simples, eran jaladas, o hechos trabajar por alguna fuerza manual, la maquina de vapor, de Newcomen hace una gran revolución en la industria y elimina cierto trabajo manual.
Y pues creo que no hay invento más magnifico, ya que resulta emocionante que de este surgen las primeras producciones industriales, y algo del más importante surgen los coches y ferrocarriles, un gran avance para la humanidad.

ANTECEDENTES DEL DISEÑO INDUSTRIAL
Entre 1839 y 1850 las primeras reacciones al abuso de la mecanización. Henry Cole (1808 – 1882), funcionario civil ingles, junto a un grupo de seguidores (Owen Jones y Mathew Digby Wyatt, arquitectos y Richard Redgrave, pintor), inicia en su país en el año de 1845 un movimiento que pretende eliminar la brecha existente entre la industria y el artista o diseñador y estimular así el gusto de los usuarios.
Henry Cole, a mí punto de vista y lo leído parece ser un iniciador del diseño industrial, quizás hasta se le podría llamar el primer diseñador industrial.
Sus proyectos fueron muy interesantes, desde su logro de reunir personajes diseñadores, y quizás, creo yo, hacer que se fabriquen los primeros proyectos de diseño en la empresa Morris, Marshall y Faulknes; hasta ser uno de los fundadores de los que hoy es la escuela mas importante de diseño industrial: Royal Collage of Art, y no puedo dejar sin mencionar el impresionante Palacio de Cristal, donde se expusieron grandes proyectos; la revista Journal of Desing and Manufactures, que dio a conocer mucho esta disciplina.
Es de admirarse y buen ejemplo a seguir para nosotros, el gran empeño e interés que este señor puso en el diseño industrial. Quizás gracias a el hoy estudio esta carrera.

RACIONALISMO Y EL INICO DEL DISEÑO INDUSTRIAL
Avances tecnológicos, escuelas de diseño, aquí toma mas fuerza esta disciplina. Surgen compañías que se basan ya con los diseñadores para la comercialización de los productos.
También cabe mencionar que surgen los coches, grandes marcas empiezan a salir, hasta coches mandados diseñar exclusivamente: como el coche, económico que fue diseñado para Hitler para los tiempos de guerra.
Otro aspecto es que aunque el diseño se dio un tanto frenado por la guerra, hubo grandes diseñadores.

DISEÑO INDUSTRIAL EN LA POSGUERRA
Al finalizar la segunda guerra mundial las condiciones eran propicias para la consolidación del diseño industrial, y se hizo la influencia de este en el desarrollo económico de los países involucrados en la contienda bélica.
Mientras que piases vencedores como EUA perdían fuerza en este campo y el auge económico se dirigía hacia un consumismo alimentado por productos italianos traídos de otras latitudes en Europa, piases vencidos como Italia y Alemania utilizaban al diseño industrial como elemento de reconstrucción.
Creo que aquí el diseño toma mucha fuerza y no se detiene hasta nuestros tiempos, creo que por que no hay nada que lo frene, me refiero a guerras. Inventos, avances tecnológicos. La ayuda de la revolución industrial, hace que el diseño sea más conocido.

DISEÑO INDSUTRIAL CONTEMPORANEO
Hacer una revisión general del diseño industrial de nuestros días puede ser exhaustivo e interminable, a la velocidad con que cambia el producto de la tecnología. No obstante, es posible destacar las acciones de promoción, organización, producción y estrategia que han dado como resultado el desarrollo actual de esta profesión a nivel mundial.
El diseño contemporáneo ya podemos ver una gran variedad de diseño, ya muchos países toman en cuenta el diseño y es notable ver que cada país crea sus propias tendencia de diseño.
Surgen leyes, teorías sobre le mismo, se pueden ver los objetos de magnifico diseño, ya se publican libros, surgen mas escuelas.
También surgen nuevos objetos, grandes inventos tecnológicos, de reconocidos diseñadores industriales. Objetos ya existentes se rediseñan y se toman en cuenta conceptos de ergonomía, antropometría y mercadotecnia.
Me gusta mucho esta etapa por que ya podemos ver grandes líneas de productos patentes de diseñadores conocidos, en lo que es cualquier tipo de objetos.

MEXICO
En los años 40 es cuando un grupo de interesados empieza a promover esta disciplina en México, creo yo que un poco tardado pues ya que en México había tenido problemas en el desarrollo industrial, y fue un país que en un memento dado se quedo atrás de otros. Clara Porset, grandísima diseñadora para mi gusto, ayudo al diseño en México. Ya para terminar menciono algunos diseños mexicanos que sobresalieron: Máquina de escribir computarizada (UNAM), diseño de mobiliario de cadena de aeropuertos en México, vehículos de rescate, túnel telescopio a los aviones (UNAM) autobuses urbanos, entre otros.

Las Funciones del Diseño Industrial


Luis Manuel Castillo Garcés


El desarrollo histórico es muy importante para entender las funciones del diseño industrial, mediante la contemplación de la forma de vida del hombre y su nivel de desarrollo en su correspondiente sociedad y espacio de tiempo.
Lo anterior obedece a las necesidades del usuario mediante cierta función del producto, es decir, el desarrollo partiendo desde lo histórico, se refiere a que, el transcurrir del tiempo nos da las pautas para saber qué productos son necesarios o de primera necesidad, qué productos a través del tiempo no han sido relevantes y en general las necesidades y carencias de la sociedad.
Todo esto con el fin de satisfacer dichas necesidades en la configuración del producto.
La creación de objetos nuevos, pueden ser producto de dos factores distintos, uno meramente artístico (encaminado alo bello), y otro meramente funcional.
La creación de elementos nuevos tiene como fin el solucionar problemas en la vida cotidiana; solucionarlos més eficazmente, en menor tiempo y con mucho menor complejidad.

Es por la misma naturaleza del hombre, el ¿por qué? De las cosas, y los fenómenos que lo aquejan, que busca la raíz de los problemas y por lo consiguiente la solución de los mismos.

Los objetos no nacen hechos, sino que son el producto de un estudio de los factores que intervienen en el medio ambiente en el que se desenvuelve y del cual llega a tomar parte ya sea en mayor o menor grado de importancia, todo depende del mismo objeto.
Por ejemplo, el automóvil nació de la necesidad del hombre para poder trasladarse con mayor facilidad, con menos esfuerzo y con mayor comodidad; pero al principio los automóviles llegaron a ser producto que solo podían ser adquiridos por personas con muy buena solvencia económica. En la actualidad el automóvil ocupa dos lugares al mismo tiempo, por un lado, se ha convertido en una necesidad en las grandes ciudades, donde las distancias son cada vez mas extensas, y la segunda que marca también un estatus económico el tipo de auto que se conduce; al decir Ferrari, nos vine e la mente, mucho dinero, velocidad y exclusividad, lo que nos lleva a otro especto importante, el cual es que los objetos pueden llegar a ser iconos, pero toso se da a través de la evolución del mismo.

La Revolución Industrial

Silos Barrera Maria C.

BIBLIOGRAFÍA:Salinas Flores Oscar,
Historia del diseño industrial,
Editorial Trillas. 1992. p.p.: 45-55.



El desarrollo industrial tuvo su origen en el siglo XVI cuando los propietarios ingleses transformaron sus tierras cultivables en pastizales para aumentar la competitividad de la industria lanera del país en relación con los mercados externos.
Todo esto repercutió en las ciudades ya que comenzaron a aparecer talleres que luego darían lugar a las manufacturas acentuando la formación de empresarios capitalistas.
Al aumentar la competencia entre empresarios aumentaría la productividad del trabajo con técnicas más eficientes.
En la rama textil se utilizó la energía hidráulica .
En 1785 – máquina de vapor de Watt para mover los telares. El empleo de esta máquina unió la industria pesada con la ligera, creando así el moderno complejo industrial que se ha propagado por todo el mundo.
La aparición de nuevos inventos y la aplicación del vapor en diferentes sectores de la producción y comunicación generó un desarrollo pleno de conexiones que daría como resultado el panorama industrial del siglo pasado.
La necesidad de disponer de mayor cantidad de telas y vestidos llevó a la introducción de maquinaria textil y la necesidad de disponer de transporte barato para las mercancías cada vez más abundantes, esto hizo que se produjera la innovación radical de los ferrocarriles.
Fue así como la máquina de vapor se adaptó al horno rotatorio y a la forja de hierro y finalmente suplantó a la rueda hidráulica para dar impulso a las máquinas. Más tarde se hizo automotriz y con ello dio nacimiento al buque de vapor y al ferrocarril.
Como resultado de este desarrollo industrial a mediados del siglo pasado, el panorama era:
a) Enorme capacidad industrial originando grandes núcleos poblacionales que demandarían más artículos eficientes.
b) Gran cantidad de artículos fabricados en forma masiva, sustituyendo productos artesanales.
c) Los nuevos artículos fabricados de forma repetitiva reflejaban despreocupación del industrial en aspectos formales y estéticos limitándose al funcionamiento técnico.

Con el abaratamiento de la producción se elimina casi por completo lo artesanal, obligando a los artesanos a emigrar a centros industriales a ofrecer su fuerza de trabajo creándose la clase del proletariado.
Las ciudades crecen desproporcionadamente.
Con el establecimiento de la producción industrial, se aprovecha la máquina para reducir el esfuerzo del hombre en el trabajo y mejorar sus condiciones de vida.
Las grandes ciudades con el alumbrado, mejor transporte, sistemas hidráulicos modernos, etc, tratan de elevar el nivel de vida de la población.
El mercado se llena de productos con ausencia de belleza.
Las máquinas comenzaron a producir masivamente.
Patentes británicas proponían medios diversos para simular la artesanía (galvanizado y galvanoplastía, que es cubrir yeso con una capa fina de metal para darle efecto de bronce).La demanda de adornos llega a su apogeo entre 1830 y 1850 y se crea todo un arsenal de materiales sustitutivos que persiste actualmente en la

Los Factores de la Innovación

Herbe Barrios Rodríguez


BIBLIOGRAFIA: tecnología y diseño en
el México prehispánico
Artefacto y proyecto



De los libros que leí uno de ellos va enfocado hacia lo tecnológico, éste nos habla de la deficiencia estructural en la tecnología por lo que en los años 1730 y 1830 surgió una institución que contribuyó al progreso tecnológico, por lo que hoy en día el progreso tecnológico está institucionalizado como los laboratorios qué el progresó ya sistematizado con científicos calificados, equipo técnico y recursos económicos.
Anteriormente el progreso de innovación se dio por factores al azar hoy en día es dirigido y sistematizado, dice también que el progreso innovativo se da por tres factores creación aplicación y difusión y que si llega a faltar uno de estos tres no hay innovación, que si se tiene todo a la mano, recursos económicos , técnicos pero no hay difusión el conocimiento queda como un archivo de museo y no puede tener aplicación en la sociedad .
El otro libro que leí fue el trabajo de los metales en las culturas prehispánicas principalmente en nuestro país habla de cómo surgen las técnicas para trabajar estos metales habla de varias hipótesis una dice que las técnicas fueron traídas de las culturas sudamericanas esto habla del trabajo de orfebrería como el oro pero las técnicas que si son originarias de nuestro país son las de la forma de trabajar el plomo y la aleación de cobre plomo que fueron difundidas a centro América ya que hay varios hallazgos de minas , terminando el proceso de extracción viene el proceso de purificación del metal , derivar los metales para fabricación de diversos tipos de instrumentos .
De estos temas poniéndolos desde un principio tecnológico en la actualidad de nuestro país he visto la mayoría de las tecnologías y algunos materiales se importan del extranjero, en estas los metales en nuestro país no producimos maquinaria instrumentos coches, varios productos que se fabrican con metal los importamos del extranjero, así como también muchas aleaciones de metal son importados, tal vez sea por la situación del país o por la falta de sistematización de los recursos como esta visto en el déficit tecnológico donde aprecias tres factores para la innovación tecnológica y el progreso ya visto más desde un punto de vista más político, como es la creación , aplicación y difusión.

El fenómeno de las masas en el arte.

Margarita Hernández Alvarado


"El fenómeno de las masas" es un fenómeno sociocultural presente en todo el mundo; podemos apreciarlo diario en cada paso actividad que realizamos; cuando comemos, en las artes, en la tecnología, en las tiendas, en la ciencia, en el periodismo, en la televisión, etc., influencia de manera imperceptible pero constante nuestra vida diaria y nuestras decisiones todos los días y a todas horas.
En el presente ensayo, trataré de enfocarme a la importancia de éste fenómeno en las artes y cómo es que en virtud de su influencia ha cambiado nuestra perspectiva del arte y la manera en que lo apreciamos.


La revolución industrial marcó un hito en la producción de los objetos, pues debido a ésta se industrializaron los objetos que antes se realizaban de manera artesanal y con ésto se originó una producción con magnitudes exhorbitantes. Esta industrialización abarcó todos las áreas de nuestra vida: nuestra vestimenta, alimento, vivienda, gustos, diversiones, etc., llegando incluso al arte. En la actualidad, se vende cualquier cantidad de cosas de manera excesiva con el sobrenombre de “arte”, y la mayoría de las veces, sino es que en todas, lo etiquetado, la palabra arte, no es sino objetos carentes de expresión o visión, debido a que los productores y distribuidores de este famoso fenómeno “arte de masas” supone que somos trogloditas, sin ninguna sensibilidad.
Mucha parte de responsabilidad de este fenómeno y sus consecuencias es nuestra, debido a que no nos oponemos a que nos vendan lo que ellos quieren y aceptamos de manera pasiva sus disposiciones y objetos de venta sin replicar ni quejarnos.

La sociedad industrial necesitó que los hombres supieran leer y escribir, para que de esta manera pudieran adquirir conocimientos y después transmitirlos. Esto se debió a que se rompió con el protocolo anterior, donde tenían todo el transcurso de su vida para aprender de sus maestros el oficio al que se iban dedicar. Pero al llegar la industrialización, ya no tenían esa posibilidad pues los conocimientos cambiaban y se incrementaban día con día; generando una enorme fricción con nuestro pasado, en donde el 90% de la población era analfabeta. El conocimiento que antes se proporcionaba era de manera muy selectiva; las obras que se escribían y el arte que se desarrollaba en esa época eran para gente privilegiada que había aprendido a disfrutar y apreciar el arte por medio de largos años de estudios; pero hoy en día, gracias a la producción industrial no solo se escriben obras en niveles exponenciales, sino que muchas de ellas no justifican el gasto de energía y papel.
Además es importante mencionar que las personas no han aprendido a apreciar el arte y se encuentran varadas en cuanto a sensibilidad y apreciación se refiere; no saben distinguir que es lo que vale la pena y que es lo que no la vale; no saben sensibilizarse ante un cuadro, tratando de comprender el sentir del artista.
Esto da como resultado que muchos intelectuales condenan el día de hoy, y de manera creciente la popularización de la alta cultura; defendiendo que el arte debe seguir siendo sinónimo de estatus y cierto nivel social y educativo, que es inconcebible que el arte llegue al acceso de las masas, que se transmita indiscriminadamente al grueso de la población; pues después de todo no tiene la manera, ni los medios de apreciarlo.
A últimas fechas se ha vendido arte por todos los medios de comunicación masiva, en el periódico, en la televisión, por la radio, por el Internet; en todos lados se pueden encontrar réplicas de cuadros muy famosos, discos de música clásica, libros de grandes autores; nunca la gente había tenido la gente a tanta cultura; y también nunca antes, la gente la había apreciado menos todo cuanto había a su alrededor.

Nuestra sociedad, tristemente se ha convertido en una sociedad de tipo consumista, de uso y deshecho; generando una gran cantidad de basura, por mencionar una sola consecuencia. Todas las cosas que se venden tienen repuestos o incluso las cosas tiene un período de expiración, al poco tiempo de comprarlas se decomponen y tenemos que llevarlas a reparar, en el mejor de los casos; pero la mayoría de la veces caducan por que no son funcionales, por que pasaron de moda y ya no nos agradan o por el simple hecho de que hay una más nueva y más bonita y podemos comprarla y tiramos la anterior, aunque este en buen estado. Esta sociedad de usar y tirar se aplica a todos los aspectos de nuestra vida, debido a que compramos cuados, música y muebles; no por que nos agrade o sepamos apreciar las cosas, sino por estatus y por que esta a la moda.

Nos hemos convertido en una sociedad carente de realidad, y lo más importante nos hemos convertido en una sociedad sin sentimientos, no sabemos apreciar nada, no podemos pensar nada; esto se debe a que el mundo de alrededor, esta constantemente vendiéndonos cosas sin que nosotros podamos diferenciar que es lo que nos sirve y que es lo que es basura.
El arte dejo de convertirse en algo excelso y sublime, para dar paso a lo masivo. Un muy buen ejemplo de esto; en el cuál con tristeza me incluyo es el cuadro de Guernica. Este cuadro de Picasso tuve la oportunidad de mirarlo muchas veces en clases de historia, o de arte; sabía quién y porqué lo había pintado, en contra de Franco, por el bombardeo a Guernica y sin embargo mi carencia de sentidos, me limitó la experiencia de poderlo apreciar en su totalidad, en entender el verdadero significado del cuadro y su real importancia; en saber cómo un cuadro puede ser atemporal y puede reflejar el hastío de la humanidad hacia la guerra; como una mujer llorando o un caballo herido pueden convertirse en verdaderos símbolos para expresar la postura de un hombre y con la de él, la de toda la humanidad. Nunca antes me percaté de cómo al igual que el resto de la población aunque tenga estudios, nunca me había puesto a analizar todas las obras de arte; como es que siempre nos quedamos con lo obvio y dejamos lo más importante, lo que no se ve, de lado.

Hoy en día, la pintura sufre una crisis debido a su limitación material para ser percibida simultáneamente por las masas, salvo si se recurre a fotografía, que aunque podemos observar la pintura en la fotografía, nunca será el mismo sentimiento que nos despierte, que cuando somos capaces de mirar a la pintura en sí.
La producción cultural del arte en masa, ha dado como resultado que sólo la parte más superficial del arte sea la que se difunda; pues si tratáramos de difundir la parte más intima y superior, nos encontraríamos que muchas personas no la apreciarían, incluso ni siquiera la entenderían.
El arte tiene como función no sólo distraer a las personas, sino ayudarlas a sobrellevar este mundo, hacerles concebir esperanzas para su futuro, darles a entender que cuando el resto de las cosas fallen o se pierdan, podemos todavía creer en el arte, en su presencia y su poder curativo. Por lo tanto, es indispensable no solo satisfacer a las masas, sino entender el aliciente y la importancia del arte en nuestras vidas.

En conclusión, podemos afirmar que el arte es imprescindible en nuestra vida, es el subsanamiento de nuestras necesidades no-materiales; es el poder de crear nuestra propia realidad, sea real o ficticia. Es por eso, que de manera imperativa debemos dejar de mirar el arte, para observarlo; darnos el tiempo la próxima vez que estemos en contacto con el arte, para preguntarnos primero si vale la pena y segundo tratar de entender el sentimiento del arista al crearlo; sólo de este modo podremos ir abriendo nuestros sentidos y creando una realidad más acorde a nuestros deseos.

¿Qué es el Diseño??

Definición de Diseño y del complejo funcional.
Raquel Flores Zapata


Libro:” Diseñar Para El Mundo Real”
Autor: V. Papanek


Quise tomar parte de este libro ya que papanek tiene una forma muy distinta de pensar sobre lo que es el diseño, él lo ve desde otra perspectiva diferente a como la ve Gui Bonsiepe ya que él se basa mucho en otras definiciones, otros autores etc.
En este libro papanek da su punto de vista sobre lo que es el diseño y mencionaré algunos puntos sobre su pensamiento.

Dice que todos los hombres somos diseñadores que todo lo que hacemos casi siempre es diseñar ya que es la base de toda actividad humana. La planificación y normativa de todo acto dirigido a una meta deseada es proceso de diseño. Diseñar es componer un poema épico, un mural, una pintura, obra maestra, cocinar, etc.

Diseño es el esfuerzo consciente para establecer un orden significativo.

El encanto de las flores, perfección de un panal, hojas, rosa, hacen comprender la existencia del hombre cambiante, si todo estas cosas de la naturaleza nos agradan es porque vemos en ellas simplicidad, elegancia, esencia etc., pero no son diseño aunque posean orden, belleza carecen de intencionalidad consciente.

Todo ello estéticamente coincide con el diseño ya que tiene relación con la secuencia de Fibonacci (todo elemento resulta de la adición de los dos anteriores).
Cuando le damos forma y tamaño a algo que no lo tiene estamos añadiendo el elemento de intencionalidad y ocasionando simetría con un valor estético y una pronta satisfacción.
Dice que el diseño está considerado como una actividad encaminada a resolver problemas que siempre dará un numero infinito de respuestas.
El diseño ha de ser significativo y reemplaza a expresiones como bello, feo, apagado, mono, asqueroso, realista, oscuro, abstracto, bonito, ya que nosotros reaccionamos a lo que posee sentido y significado.
El concepto de que aquello que funcione bien será necesariamente bonito, esta es una tonta excusa que dio lugar a los mobiliarios y utensilios de los años 20 y 30, ya que realmente no estaban hechas para lo que deberían de ser, y no nos decían nada ni inspiraban a ser usadas realmente para lo que eran.

Unos de sus alumnos le pregunto: debo diseñar basándome en la funcionalidad o en una estética agradable? En el diseño actual esta es la pregunta más corriente y más comprensible y complicada, pero la respuesta es sencilla: el valor estético es parte inherente de la función.

Definiciones del Diseño Industrial

Raquel Flores Zapata

Libro: “teoría y practica del diseño industrial”
Autor: Gui Bonsiepe



Algunas propuestas de definición del diseño industrial aclaran que es lo que un diseñador industrial entiende por la actividad que desempeña y la búsqueda de su identidad.
  • Una de las primeras definiciones que propone este libro es la siguiente propuesta por el ICSID: “un diseñador industrial es una persona que se cualifica por su formación, conocimientos técnicos, experiencias, sensibilidad visual, para determinar los materiales, estructura, mecanismos, forma, decoración, de los productos fabricados en serie por medio de procedimientos industriales, también se preocupa por el problemas de los embalajes, publicidad, exposiciones y marketing”.
    Esta definición se refiere a los procedimientos industriales y a la producción en serie y determina los limites entre el diseño, artes y artesanías y también hace referencia a como el diseñador puede determinar la estructura y mecanismos de productos complejos. Falta alusión al ambiente, necesidades, sociedad e innovación, y no menciona a la estética de manera directa.
  • La segunda definición es la siguiente: “el diseñador asume un papel simple, procura que los objetos de uso común sean lo mas económicos y eficientes, prácticos, y cómodos para el usuario y para el que los manipula, y que produzcan un estimulo estético, transmitan elegancia formal”.
    Aquí por consiguiente el diseñador tiene que preocuparse de los aspectos económicos, prácticos, y estéticos.
  • La tercer propuesta de definición es la que plantea Maldonado: “ el diseño industrial es una actividad proyectual, consiste en determinar las propiedades formales de los objetos producidos industrialmente, preocuparse por los rasgos exteriores de los objetos siempre con la integración de los factores funcional, cultural, tecnológicos o económicos”.
    Hace referencia a los criterios a) contexto socioeconómico de la actividad proyectual, b) estructuras tecnológicas, c) complejidad del producto, d) mayor o menor grado de dependencia de los objetos de la tradición artesana.
    El concepto de forma esta tomado como un factor ligado a la estructura interna del producto y condicionado por ella, no como una fachada que se añade al producto sino como su manera natural de ser.
  • La cuarta definición es la de Y.Soloviev que dice lo siguiente: “el diseño industrial es una actividad creadora que tiende a la constitución de un ambiente material, para subvenir a las necesidades materiales y espirituales del hombre”.
    Esta versión sitúa al diseño en el ámbito social y no vincula al ámbito tecnológico.
  • Quinta definición procedente de un país socialista: “diseño industrial es el proceso de formación estética que en colaboración con la ciencia, tecnología, ingeniería entre otras se integra en la preparación y desarrollo de los productos y conduce a la optimización de los valores de uso según exigencias estético culturales de nuestra sociedad y técnico económicas de la producción industrial socialista desarrollada”.
    Quizás es una de las que mas se apega a lo tecnológico y social, político y también al trabajo en grupo e intersección del diseño con otras disciplinas.
  • Sexta definición propuesta por Buckminster Fuller:
    “considero el diseño como una practica turbia, estoy seguro de que ningún productor de aviación permitiría que un diseñador atravesase la entrada principal del departamento de proyectos mecánicos”
    El diseñador desde hace mucho tiempo ha sido criticado por la actividad que piensa solo en la perfección formal, esta definición hace pensar cuales con los objetivos del diseño industrial, y conlleva a un autoanalisis.
  • Séptima definición de un articulo de estados unidos: “un soñador experto que se esfuerza en inventar nuevos procedimientos para dar forma nueva a los objetos de la vida cotidiana”.
    Esta se refiere a que un diseñador es un inventor de formas, un creador de variantes formales para los bienes de consumo, un especialista de ideas, cosmetista de los productos.
  • Poniendo en orden todos los elementos mencionados de esta profesión se mencionan las siguientes características:
    - disciplina encaminada el mejoramiento del uso de los productos
    - disciplina encaminada a cumplir las necesidades humanas
    - mejoramiento del aspecto ambiental
    - acuñar la fisonomía de los objetos añadirles cualidades estéticas
    - instrumento para el incremento de la productividad
    - planificación de nuevos productos
    - incremento de exportaciones
    - volumen de ventas y beneficio de las empresas
  • Esta disciplina se ocupa de varios tipos de problemas los cuales son:
    - problema de uso con interacción entre hombre y producto: comodidad, manejabilidad, seguridad, aplicaciones, mantenimiento, reparaciones.
    - Problema de las funciones con relación a las características técnico físicas de un producto: factibilidad, técnicas, fiabilidad.
    - Problema de mercado se refiere a la demanda por parte del usuario: necesidades, preferencias, prioridad, políticas de precios, distribución, surtido.
    - Problema formal de los productos se refiere ala configuración visual de un objeto: coherencia, tratamientos particulares y de la superficie, articulaciones tridimensionales.
  • Al diseñador industrial con frecuencia se le considera aquel que fabrica envolventes. Se le sospecha de un individuo irracional, se le atribuye lo estético y no lo técnico. El diseñador es un solucionador de problemáticas y pone en primer lugar la afirmación de que un producto ante todo debe funcionar y en segundo término tiene que ser estéticamente agradable.

Problema de Diseño


Aldo Reyes Almanza


Me llamó la atención lo que es un problema de diseño, ya que esta abarca muchas cosas, es todo un proceso que si se concreta nos da una solución.

El problema de diseño nace de una necesidad, y su solución mejora la calidad de vida del usuario.

En la actualidad la mayoría de las industrias no se enfocan en satisfacer necesidades, al contrario, crean más y muchas no tienen razón de ser y lo peor es que van llevando a otras necesidades, y que mejor para la industria que entre mas necesidades mas producción, mas dinero, y creo que ahí donde la misión del diseñador se hace presente, pues debe realizar una tarea importante de resolver problemas reales y de tener la ética de no crear algo vendible, pero sin una satisfacción real.

Retomando lo que leí, Archer dice que muchos diseñadores creen que los problemas ya han sido suficientemente definidos por los clientes, y que esto no es suficiente, pues hay que definir bien el problema y definir los límites para no salir de lo que se quiere crear.

Yendo al contexto social, dice la lectura que hay que ver que tipo de solución se quiere, si algo que imponga moda pasajera o algo que perdure en el tiempo, y en lo personal eso es importante, creo que delimita todavía mas el problema de diseño. Si se quiere que el resultado del problema de diseño dure mucho debe ser hecho en un material resistente y si es quiere lo contrario con un material probablemente de más corta vida.

Después de esto viene algo que esta bien planteado por Bruno Munari, partiendo del “problema de diseño” se van creando subproblemas, pues empiezan a descomponer o desglosar las posibilidades de material, tecnología, transporte, almacén, función etc.; que envuelven el problema de diseño.

Hablando de desglose o descomposición, Munari menciona a Abraham A. Morales que dice que un producto es complicado cuando las piezas son de numerosas clases diferentes y es complejo si tiene un gran numero de elementos reagrupables, no obstante en pocas cantidades.

Para solucionar un problema de diseño es necesario y primordial investigar que hay en el mercado y así saber si no hay una solución ya hecha de algo que probablemente ya estamos creando en la cabeza, por lo cual es necesaria una base y recopilación de datos.

Algo con lo que no concuerdo con este autor es que dice que los valores estéticos no son más que una decoración aplicada. En lo personal creo que la función no esta peleada con lo estético y pienso que hacen una mancuerna buenísima, se le puede dar una solución a una función sin tener que poner lo estético como un extra, así que difiero de ese punto de vista.

Aquí también habla de la creatividad, la cual remplaza a la idea intuitiva, la creatividad esta dentro de los limites del problema de diseño y no son cosas de fantasía o irrealizables, pues yo entiendo creatividad como algo realizable.

Pues estas son las cosas mas relevantes de lo que leí acerca de lo que es “problema de diseño” que da mucho que decir, pues es en este caso un punto de inicio de una creación objetual, para terminar creo que Bruno Munari tiene muchas cosas que valen la pena en su metodología de diseño, pero yo citaría algo que dice Rodríguez en su -manual de diseño industrial-, “la metodología no es una receta, sino una orientación para el diseñador industrial”, y Bruno Munari lo plantea como receta, así que en ese aspecto yo me quedaría con la idea de Rodríguez.